jueves, 21 de julio de 2011

{893749}

Piensas , analizas , cuestionas y debates. Pero no hay respuestas , tampoco las habrán , no hay nada que te pueda proporcionar. Nada. La confusión como la perturbación mental que impide el correcto raciocinio de las ideas. La creencia que después de la tormenta viene la calma , pero la realidad de que después de la tormenta viene el frío. Y el mismo frío calador junto a un insípido sol de invierno.

Prende un cigarrillo , mientras hilvana una historia en su cabeza , otro compartimiento continúa un interrogatorio , mientras la corriente de conciencia fluye por su mente. Y nos encontramos aquí , otra vez al principio , en el punto de partida , dónde comenzamos esta historia , dónde estamos estancados buscando un sentido , un camino o algún indicio de que quizás la opción era otra , no la que elegimos.

(Parte I)

~

5 comentarios:

Anasthasia dijo...

Vaya, pues la cosa está en jugar, intentar, arriesgarnos a sabiendas de que puede que fallemos, esa es la primera posibilidad ante cualquier situación, fallar. Solo debemos tener confianza en nosotras, en lo que somos y en lo que somos capaces de dar y lograr.

Claïre dijo...

desaparecida en acción, espero estés bien y te haya ido bien en la Uni, te quiero mucho!

Υυυηα ~ ѕωєєг αℓїсє’ѕ δοℓℓ ~ dijo...

muy linda entrada

Maffe ~ dijo...

Keep playing.
te quiero fatalista <3 y aunque no pareciera la frase más esperanzadora, no todo es como esperamos, quizá esto se supere y sea algo de lo que no te arrepentirás.

te adoro <3

Vian dijo...

**